Pages

4/7/10

Relato 16 : Principio y Fin





La vida puede ser muy extraña sin duda, es una gran rueda que gira y gira con un principio y un final pero todo a la larga vuelve.
La amistad ayuda a superar a veces los malos tragos que ella se encarga de hacernos tragar. A veces amargos, otros muy dulces.

Pero mientras tengamos amigos verdaderos con corazones puros, (no importa que no latan), será mas que suficiente para afrontar los pesares que nos acoge el alma

Gracias por acompañarme en estos 16 relatos o capítulos como más les guste…
Y recuerden que la amistad es lo único valedero en el juego de la vida.



Pd: La historia de Nehuen... volvera en un futuro no muy lejano.. esten atentas..


Natalia(Amadahy)




La expresión de mi amiga, dejaba al descubierto que Edward había metido la pata en el corto comentario que me había hecho a mí. La intriga que me causaba saber que era lo que realmente me quería decir con “quizá sea la ultima vez que se vean”. Era muy fuerte, ¿acaso no estaba todo tranquilo ya en nuestras vidas? Al menos en mí todo estaba en paz, hacia unas horas me había casado con el hombre que amaba. Mi amiga no paraba de mirar a Edward y acribillarlo con la mirada.
-Creo que cuanto antes se entere será mejor, Zoe.- dijo Edward, nuevamente me había dejado con la espina. ¿De que me debía enterar?
-¿Qué esta ocurriendo, Zoe? Quiero la verdad.- creo que era necesario que deje los rodeos y empiece a hablar.
- Mira quería esperar a después de la boda para comunicarte, que nos marchamos por un tiempo al sur. Muriel, necesita tener una vida normal y aquí jamás la podrá tener.- realmente quede perpleja por las palabras que salían de ella, me imaginaba cualquier cosa menos que se valla.- Se que en este pueblo jamás podrá llevar una vida mínimamente normal, estoy muerta para todo aquel mortal que disfruto a penas alguna vez de mi compañía. Estoy algo cansada de andar ocultándome continuamente. Creo que no es justo para ella ni para mi, el no poder compartir momentos con mi hija. – ahora si entendía, la tristeza en su voz y la agitación en su voz al hablar con ella la noche anterior, era por esto. Ahora veía todo con más claridad.
- ¿Quienes se iran?- pregunto Jacob.
-Por el momento nosotros dos y Muriel, Carlisle a desidido quedarse un poco mas, ya que las Ruget andan cerca, y debemos despistar un poco.- dijo Edward
-Realmente me sorprende tanto esto. - me apenaba que ella se alejara ahora que las cosas parecían estar en curso… mas teniendo en cuenta que en 2 meses nacería, mi niño.- ¿es una decisión tomada?- quería estar segura
-Si, Ama lamento decirte esto, en este momento.- sus ojos expresaban dolor
- Si no oí mal, hablaron de las Ruget, ¿que paso con ellas?- debía asegúrame que este todo tranquilo o por lo menos ver que ocurría
- Hemos recibido una carta de un clan muy amigo de la familia, que ellos al igual que nosotros son vegetarianos, son un numero mucho mas inferior que nuestro clan, por eso no son algo molesto en la vida de las Ruget.- Edward nos explicaba la situación. Jacob por su parte observaba cada palabra salida de su boca. Yo , miraba a mi amiga que cada vez que la veía , cambiaba su aspecto esta ves el pelo lo tenia a penas recogido y me dejaba ver sus diminutas facciones, en el fondo seguía siendo tan aniñada como siempre, era lindo poder saber que debajo de ese nuevo cuerpo aun quedaban rastros de ella
- Ellos, saben que ustedes mantienen con vida a una niña, humana claro.- Jake estaba siempre preocupado por Muriel.
-Si, es mas la conocen. Ellos estaban el fatídico día en que sus padres murieron en manos de las Ruget, ese día solo se encontraba la hija, adoptiva de ellos. Es una muchacha muy tímida casi ni se acerco a nosotros, pero pude escuchar sus pensamientos y estaba de acuerdo con nuestro pedido de no sacrificar a Muriel. Esta semana ha llegado una carta de sus padres, dando su apoyo a lo que su hija había visto hace unos meses. También nos comunican que Madeline esta enfadada por el ultimo altercado con los Cullen, y que en cualquier momento nos hará una nueva visita, para ello quiere la compañía y colaboración de los de mas clanes. Ellos aseguran que de ser así no asistirían al pedido.- ahora entendía mas todo, y mi amiga estaba actuando bien en querer llevarse a la niña lejos de aquí. Donde nadie los encuentre.
- Ahora entiendes, ¿verdad Ama?- los ojos brillosos de mi amiga demostraban la preocupación que la asechaba
- Si y cuentas conmigo. Quiero que estemos en contacto.- no me importaba la distancia, solo quería saber de ella.-
-Te mandare cartas, las veces que pueda ya que se que podría ser el único medio que las Ruget no podrían violar.-
-Carlisle se quedara, aquí por un tiempo más, ¿espero que eso no les moleste a la manada?- Edward hacia preguntas obvias, de seguro nos gustaría que se marche todos los del clan Cullen y solo quedara mi amiga por que de seguro era a la única que extrañaría al igual, que la pequeña niña-
- Como molestar, no lo hacen, pero para que mas rodeos, Edward, si se fueran todos seria mejor.- Jacob no podía estar callado, desde el primer momento que los Cullen, volvieron las cosas en su vida habían cambiado tanto.- Pero mientras el tratado siga en pie no veo problema alguno.-
- Gracias por tu sinceridad Jacob.- esbozo Edward debajo de una sonrisa, en el fondo quizá había leído la mente de Jake, de seguro tendría algunas palabras extras que mi esposo se había guardado para si.

Mire a Jacob, en el fondo me gustaría decirles, “acompáñenos a la casa de Emily”, al menos quería pasar mis últimos días con Zoe, pero sabia que la respuesta seria un rotundo “no”.
-Bueno, no los retrasaremos mas, debes atender a los invitados.- menciono Zoe, algo que había olvidado por unas horas.- ya tendremos tiempo de despedidas, eso si amiga te debo las lagrimas.- dijo mientras se reía. Al principio me apene por la situación, que injusta era la vida del vampiro verdad, tanta frialdad al demostrar los sentimientos, tanta soledad. La vida como loba en la manada era mas calida, más divertida, aunque gran parte de todo eso se lo debía a ellos ya que con su presencia la fiebre de lobo nacía dentro de cada uno de nosotros.
Esboce una pequeña sonrisa, y luego bese su frío rostro para decirle hasta luego. Y marcharme hacia la fiesta que se estaba llevando acabo en la casa de mi amiga Emily.
Al llegar, Muriel me recibió con los brazos abiertos, lo cual hice omiso a los pedidos de mi medico de no hacer fuerza, la cargue por un buen rato y abrace su cuerpecito, quizá dándole el adiós que ella merecía. Ella me devolvió de la misma manera el abrazo.
La fiesta se llevo a cabo como esperaba, muchas risas, bailes, ver a mis hermanos de manada comer como animales, los bocadillos que Emily había preparado. Lo normal en toda fiesta, estaba tan feliz pero en el fondo me dolía no volver a ver a Zoe por un tiempo. Aunque sabia que era para darle una mejor vida a Muriel.
Llegando a la tarde. La fiesta iba dando sus últimos acordes, mis amigos ya se habían trasladado a mi casa y no hacían otra cosa que jugar a la play como si fueran niños. Seth el más pequeño de la manada, les daba paliza tras paliza en los juegos.
Las mujeres estábamos en la cocina tomando café y charlando sobre todo aquello que Zoe me había contado. Muriel no paraba de fastidiar a Seth, que cada 5 minutos la traía en alza para que nos encarguemos del monstruito como le decía él.
La hora llego, debía llevar a Muriel a su hogar. Falto que me cambie de atuendo, unos pantalones holgados y una playera fueron lo suficientemente cómodos.
Tome a la niña, subimos al auto que por supuesto manejaba Jake, ya no me dejaba conducir con la panza decía que era peligros, yo realmente no le vía tal peligro. Pero para que paliar.
Conducimos por la carretera hasta llegar a la gran casa de los Cullen, solo unas palabras mencionadas por Muriel, me conmovieron hasta las lágrimas.
-Tía, voy a volver, no me extrañes.- luego cerro el pico y mantuvo silencio. En el fondo ella quizá había visto que volviera a verme. Eso me llenaba de alegría
-Eso espero, Mury.- dije luego de besarla y bajarla del auto.
-Adiós preciosa.- dijo Jacob, ella le estiro los brazos, para luego abrazarlo, beso su mejilla. Bajo de los enormes brazos de Jacob, para correr a sujetas mi mano nuevamente. Jake espero apoyado en el auto mientras yo subía las escaleras de la enorme casona
Toque la puerta y en menos de un segundo se traslado rápidamente Esme, al abrirme la niña se lanzo a brazos de su “abuela” y solo repetía una y otra vez las cosas que había hecho en mi casa. Como había jugado con Seth, que en el fondo yo sabia muy bien que para él eso no eran juegos.
Esme, no hizo otra cosa que regalarme una sonrisa, era una mujer muy amable a pesar de ser una sanguijuela, era algo que yo rescataba el amor que tenia por cada uno de los integrantes de su familia. Me hacia acordar mucho a mi madre.
-Mis mas sinceras, felicitaciones.- dijo mientras cargaba a Muriel que no paraba de parlotear.
-Gracias.- solo podía decir eso, no tenía mucha confianza como para entablar una gran charla.- ¿está Zoe?
- Si cariño, ya te la llamo.- dijo mientras arrugaba su nariz.
Jacob me miraba atento mientras esperaba, que llegara mi amiga
-Perdóname, Ama.- se disculpo mi amiga.- es que estaba preparando las maletas, junto con Alice.- al parecer iba más rápido de lo que esperaba.-
-¿Cuándo viajan?- pregunte, quería saber si aun estaba a tiempo de pasar algunos días con ella.
-Mañana.- fue tan cortante ese “mañana”. Me dolió no tener demasiado tiempo. Al oírla decir eso.
-Tan pronto.- solo pude decir eso, trate de controlarme pero pena de no volver a verla por un tiempo sucumbió mi alma dejándome inmóvil, frágil, vulnerable, el llanto se apodero de mi.
-No llores, Ama, sabes lo triste que es para mi dejar todo aquí ,no estar el día que Nehuen nazca, verte feliz por sus primeros pasos y primeras palabras.- sin duda era algo que anhelaría poder compartir con ella.
-Se que estas triste, pero no existe la manera de que, ¿te puedas quedar?- aun tenia algo de esperanza.
-No, es una decisión tomada, lo hemos conversado con toda la familia y sabemos que en el fondo será por su bien.-
- Entonces me resta decirte que te voy a extrañar, que espero recibir noticia tuyas tan rápido como sea posible. ¿Ya saben donde iran?-
-Todavía esta por verse, estamos esperando que ve Alice, que lugar seria seguro para Muriel.-
- Bueno, solo espero que siempre me recuerdes, y de vez en cuando me escribas o telefonees.-
- Eso estate bien tranquila, en cuanto sepa donde me estableceré, te llamare o te escribiré. Y que tonterías son esas de que te recuerde. Tu siempre estarás y estas en mis pensamientos. –
-Lo mismo digo.-
-Despídeme de Jacob, se que no se atreve a verme aun con buenos ojos, pero lo entiendo. Y eso si quiero saber en cada carta que tu me mandes noticias sobre Nehuen y los muchachos de la manada.- seguía siendo la misma, mi amiga. Eso no cambiaba sin duda.
Nos dimos un abrazo que superaba cualquier rivalidad de clase, cualquier barrera que había entre nosotras, estaba ausente.
Mis lagrimas al despedirla fueron mas que evidentes. Pero en el fondo sabio que era lo adecuado. Tal vez así podría llevar una vida mas tranquila. Otra vez los caminos de nuestras vidas tomaban rumbos diferentes. Pero eso si la amistad seguía intacta, y con los hombres que habíamos elegido.


Los meses pasaron, la ausencia de Zoe era notoria, ya no existían los llamados en la madrugada, ni las carcajadas al burlarnos una de la otra por la vida que habíamos elegido, yo con un lobo en casa y ella con un vampiro
No tenia noticias aun de ella, pero algunas noches me atrevía a llamar a casa de los Cullen, solo hablaba con Alice que me comunicaba que ellos estaban bien, sin darme mas detalles, la entendía claramente, ya que era por la seguridad de Muriel.
Ese día parecía ser uno mas en mis últimas semanas de embarazo ya no aguantaba mas la espera quería verlo. Jacob no había ido a trabajar las ultimas semanas ya que yo no me encontraba nada bien, lo necesitaba a diario, los dolores se iban haciendo cada vez mas frecuentes, sin duda mi ultima ecografía mostraba un niño saludable, grande.
Me descompuse cerca de las 17:00 horas del día Jueves todavía lo recuerdo como si fuera hoy. Jake tomo mis cosas, aquel bolso que habíamos preparado noches anteriores después de tantos alertas falsos que daba el niño que llevaba en mi interior. Subí al auto con la gota gorda que recorría mi frente, el dolor era insoportable. Ya no aguantaba mas quería que saliera de mí.
Llegamos al hospital, donde para mi sorpresa Carlisle estaba en la guardia trabajando como solía hacer.
Rápidamente gracias a el me buscaron un lugar en donde poder quedarme.
El parto fue hermoso, Jacob sujetaba mi mano con tanta valentía que me sorprendía como aun se mantenía en pie después doblarle la mano de tanto dolor. Lagrima a lágrima, suspiro a suspiro, fue saliendo el fruto de nuestro amor. Llevo varias horas de mucho trabajo pero por fin pude escuchar el canto más hermoso que hasta ahora nunca antes había oído. Los llantos de mi bebe, nuestro bebe. Jacob beso mi frente y luego mis labios y susurro a mi oído “Bien echo, Amor”.
Yo solo quería verlo. Después de unos minutos me lo pusieron tan cerca para que pudiera tocarlo y besarlo. Jacob no dudo un minuto en cargarlo entre sus brazos, era algo inimaginable verlo allí cargando a nuestro hijo. Quien diría ayer éramos unos niños jugando a ser adultos y hoy éramos padres de un niño tan hermoso.
El obstetra me felicito por mi labor, yo lo único que quería era dormir estaba agotada. Me trasladaron a una habitación donde la primera visita fue el doctor Cullen. Luego de felicitar a Jake por ser padre, se acerco a mí para besarme en la frente, lo note a pesar de estar media dormida por los calmantes en mi cuerpo y el cansancio más hermoso de mi vida. Sus labios fríos me pusieron la piel de gallina. El gesto fue más que dulce hacia mí.
Al volver a casa, halle una carta en el buzón, al parecer llevaba días en él, cuando la abrí tenia la fecha del mismo día que había nacido Nehuen. Lo que mas me sorprendió fue las felicitaciones de Zoe hacia mi por el nacimiento de mi bebe, claro que después de leer esto, ella misma me aclaraba que Muriel había visto como nacía, Nehuen.
Luego de varias palabras alusivas, tales como “te felicito, es increíble como Jacob aguanto el parto”… tantas otras cosas mas que aun hoy no creo, sin duda el poder de Mury era algo sorprendente. Mucho más que el de su tía.
La carta continuaba con las noticias que esperaba, al final sabría donde estaba
“estamos en Argentina, mas precisamente en la Patagonia, el clima es muy frío y es propicio para nosotros, los días calidos Zoe no asiste al colegio pero los demás días si, tenemos muchos días de lluvia que son perfectos. Muriel esta muy contenta se ha hecho muchos amigos en su jardín de infantes, pronto cumplirá 3 años, la vida se ha ido acomodando como veraz. Te dejo la dirección para que me escribas.”
Y terminaba con un PD: quiero fotos del pequeño lobito. Un te quiero por cada uno de los días que no estamos juntas amiga.
Sus palabras me llenaron de alegría saber que por fin sus vidas estaban encaminadas me hacia muy feliz.
Respondí la carta como era debido, lo primero que hice fue decirle lo perpleja que había quedado después de leer las primeras líneas, que Muriel había visto en sus visiones. Adjunte un par de fotos que le había tomado a Nehuen mientras dormía. Y me despedí con un hasta luego… por que sabia que tarde o temprano nos volveríamos a ver.

14 años han pasado...(Final alternativo... comienzo de una nueva historia a futuro)

Historia a futuro….

Pasaron 14 años, Nehuen era todo un hombrecito, súper responsable por sus quehaceres a la hora del estudio, tenia muchísimos amigos en la escuela de la reserva, durante el día se la pasaba la vieja casa de Jacob donde todavía mantenía el taller. Ayudaba a su padre en reparar los autos, y aprovechaba su tiempo en jugar con Seth que a pesar de ser mayor que el todavía conservaba su apariencia de niño, como bien se sabe los lobos no envejecen mientras sigan cambiando de fase, y eso era algo que seguía ocurriendo ya que los Cullen se iban y volvían con frecuencia.
Hacia un tiempo que no recibía cartas de Zoe, pero sabía que se encontraban bien ya que las ultimas cartas que había recibido, me contaba como viajaban por el mundo. Sus vidas eran ahora mucho mas tranquilas desde que las Ruget ya no regían como las poderosas vampiras que solían ser.
Mucho no sabia al respecto de la historia sobre aquellos chupasangres que tiempo atrás habían tenido problemas con nosotros y su familia.
A menudo le enviaba cartas a un apartado postal, pero las respuestas siempre llegaban algo tarde. Las ultimas fotos que le había enviado de la manada y de Nehuen databan de hacia unos 5 años, ella por su parte casi nunca me enviaba fotos de Muriel, pero suponía que se había convertido en una adolescente hermosa, para la fecha que corría ya tendría 16 años. Toda una mujercita
Nehuen todavía no había adoptado la forma lobuna, era algo sorprendente debido a su edad teniendo en cuenta que los Cullen iban y venían a su antojo quizá el no había heredado los genes, eso a Jacob lo tranquilizaba.
Yo por mi parte de vez en cuando seguía tomando mi forma lobuna para no perder la costumbre.
Esa tarde, Nehuen se quedo en casa ya que tenia muchísima tarea del colegio y Jacob lo había puesto a que la termine. Yo estaba en la cocina preparando su merienda, no era un lobo pero comía como tal. Jake y Nehuen eran un presupuesto en comida.
La puerta sonó dos veces, Nehuen que se encontraba en la sala, encontró la escusa perfecta para abandonar sus estudios y dirigirse a la puerta, al abrirla solo pude escuchar una vos femenina que exclamaba su nombre. “Nehuen”.
Salí despavorida de la cocina y solo pude ver como una niña de cabello rubio colgaba del cuello de mi hijo.
El atónito por la reacción de esta persona desconocida, la empujo y ahí pude ver su rostro, mantenía las mismas facciones, era tan bella como cuando aun era una niña de 2 años, esos ojos celestes que eran portales del alma. No era otra que Muriel.

Continuara....

5 comentarios:

adriana dijo...

Dios mio mi salieron lagrimas! que hermoso! hay que hermoso esta erito esto natalia! tan romantico y hermoso me encanto fue un gran placer para mi haber sido una lectora tuya de esta hermoa historia salida de tu hermosa imaginacion me ah conmovido muchisimo ..me encanto que rico un nuevo comienzo!muriel y Nehuel......que lindo Felicidades! hermosa historia!

Kristen dijo...

Muy buena la historia, realemente buena, como a todas nosotras que te quedan cosas por mejorar pero como es obvio ninguna somos escritoras asique es normal!!
Debo felicitarte por tu constancia, y por esos capitulos semanales que nos hacian tan felices, yo se de primera mano que lo hacias con mucho gusto y mucho esfuerzo.
Quedandote hasta muy tarde para publicar tu historia... TUYA porque aunque algunos personajes sean de la saga, tu le has dado un vuelco a la historia haciendo que nada tenga que ver con nuestra amada saga.
Gracias por escribir, y por compartirlo con nosotras!
Te deseo lo mejor!!

paula lopez dijo...

buenoooooo...mi tristeza y mi perplejidad juntasss...no se cual de las dos es mas grandeee...
mi ilusion de que vuelva a haber un relato contando de la historia de estos dos pequeños q terminaron siendo una de las principales atracciones de este relatooo..!!1
la verdad amiga que en estos dos ultimos capitulo te pasasteeee....la forma de expresar todos los sentimientos y cada uno de los detallesss...fue hermosooo.
puedo decir que fueron los mejores capitulosss..!!!
siento tristeza x no poder leer mas de esta historia pero se que algun dia volvera y sera millones..!! jaja
espero que los proximos relatos sean tan buenos o mejores que estosss..!!
te kiero amigaaa
y sabes de sobra que te llevas todos mis aplausoss..!!1
besossssssss..!!!

Auri dijo...

yoooo quierooo que continue la historia con nehuen y mury quede super picada yo quierooo yo quieroo!! sister te la comes con lo q escribes me gusto todaa la historia d principio a fin. tqm sis besotes

Anónimo dijo...

Naty!!!! recien termino esta encantadora historia, no me salen las palabras pero si las lagrimas!!! FELICITACIONES!!! ya quiero que te conectes al msn para felicitarte virtualmente, ya que personalmente no puedo!jaja estoy muy feliz por como termino todo, lo mejor de todo es que no tuve que esperar para saber como terminaba!jaja al igual que adriana siento un gran placer por ser una lectora y fan tuya, ya te lo dije ayer, estas en el top five de mis escritoras favoritas!! mañana mismo empiezo a leer Destinos Entrelazados, me causo mucha gracia como se presento Muriel ante Nehuen me recordo a Alice y Jasper jajaja
FELICITACIONES otra vez!!
Besos..

Celeste

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...