Pages

28/5/10

Relato 10 Confrontación de Amadahy...




Confrontación


Mi cuerpo , fatigado de tanto dolor y sufrimiento por las mentiras de Zoe , habían dicho basta , rendida en el pasto de la ladera habia quedado , tratando de luchar contra la peor de las mentiras , afrontar la verdadera realidad que Zoe estaba viva , va que decir viva , estaba condenada a llevar una vida eterna , inmortal
Tantos años de amistad tirados a la basura, por un error cometido amar a un amor prohibido.
Desperté, después de llevar casi 2 días de absoluta anestesia en el mundo de los sueños
Abrí mis ojos, allí estaba, sonriente, con sus ojos oscuros penetrando los míos, haciéndose uno.

Toco, mi rostro y luego me beso dulcemente, recorrió con sus dedos tibios mi rostro y volvió a besarme. El acallaba mis penas, mis pesares, mis tristezas, sus besos eran mi remedio, mi escape a otra realidad.
-¿Como estas princesa? – me pregunto mientras ensortijaba mi pelo con sus dedos y tocaba cada parte de mi cuerpo con sus caricias.
- Supongo que bien. Al menos mi día va empezar bien , mas a tu lado Jake- dije mientras acariciaba su rostro y colocaba su mano en mi pecho para que sintiera como mi corazón bramaba con cada una de sus caricias.
-Al menos ese corazón late con mas animo que otros días. – dijo mientras besaba mi pecho y apoyaba su cabeza en el , para escuchar aun mas mis latidos.
- Te amo tanto, Jake, no se que hubiera sido de mi si no hubieras estado allí. Gracias por sostenerme siempre en las caídas, se que la vida debe continuar, pero sin ti creo que mi vida estaría a la mitad. Me complementas.
-Y , tu a mi amor … paso mucho tiempo hasta que por fin te encontré, paso mucho tiempo hasta que mis ojos se vieron con los tuyos y hacerse uno. Por eso no te dejare caer nunca. Y ese hijo que llevas en ti es la unión perfecta de nuestro amor, tendrá un poco de cada uno de nosotros. Tú sonrisa, tus hermosos ojos, los ojuelos en tu rostro al reírte – mientras acariciaba mi panza como si le estuviera hablando a el o ella. Yo deseaba que sea un niño , para que sea igual que él, con esa nobleza que lo caracterizaba, con ese gran corazón que el poseía, el era mi Jake
- Espero que no tenga tus ronquido, jajaja- dije mientras el se echaba a reír – pero si me encantaría que tuviera tus sonrisa, esos dientes perfectos que tu poses, que son el espejo de tu corazón, cada vez que Ries, es como si el lo hiciera. Eres tan hermoso Jake.
-Se nota que me amas demaciado, Amadahy – el no se creía hermoso, si habia una persona en la tierra que no era vanidosa era Jacob Black
-Tú eres hermoso, por que eres mío, y solo mío- dije y nos fundimos en un beso que duro unos minutos.
- Ama, ¿quieres comer?- realmente no tenia hambre, solo quería quedarme allí acunada en su pecho escuchando sus latidos y su respiración, pero sabia que si le decía que no, empezaría a decirme que era una testaruda
- Algo, no mucho. Que me preparo el Chef – dije mientras reía
- Yo nada, Emily a traído comida. Quiero que comas, no que mueras intoxicada con lo que cocine-
- Estas loco, eso jamás, esos macarrones que preparaste el otro día fueron los mas ricos que hubiera probado en años-
-Ama eran de caja, no tenían nada especial – dijo echándose a menos por su labor culinario
-Te equivocas, los hiciste con amor, y eso vale mucho – dije. El volvió a besarme, luego se levanto y fue hacia la cocina. Yo me senté en la cama pero estaba muy débil, estaba muy cansada, los días en vigilia por culpa de mi testarudez y los errores de Zoe, me habían jugado en contra.
-Quédate en la cama, no te muevas – dijo Jake mientras gritaba desde la cocina. Tardo un segundo, cuando lo volví a ver, entro con una bandeja y un gran tazón de algo que olía esquicito, en ese momento el hambre habia copeado mi puerta.-Emily dijo que esta sopa de pollo te repondra todas las energías
- No se si repondrá mis energías, pero huele delicioso, y viniendo de manos de Emily debe saber también así
-Come antes de que se enfríe- devore el tazón de sopa, estaba tan rico como olía
- Veo que si tenias hambre, después de todo, eso me parece genial ¿quieres más?-
- No quiero parecer una glotona, pero si jajaja – le di el tazón para que volviera a cargarlo con la sopa milagrosa de Emily.
-No, digas tonterías Ama tu no eres glotona, si algo me llama realmente la atención es que siempre comas tan poco relacionado con Leah que ella siempre esta comiendo, después de cada fase lobuna- se echo a reír y salio de la habitación.
Mientras notaba su ausencia de unos escasos 20 minutos, me puse a pensar en todo lo que habia pasado los días anteriores, pero se hacia humo en cuanto escarbaba mas en mi mente
-En que piensas Ama, te encuentro perdida – Jake me sorprendió al hablarme mientras yo permanecía en trance tratando de recordar cada detalla de esas ultimas 72 horas.
-Pienso en todo, lo que paso, en como Zoe se burlo de todos al inventar el funeral y como se burlo de mi principalmente. Jake estoy segura que ella nos vio, la noche pasada en el bosque.
- Yo, también estoy seguro, pero creo que algún motivo debe de a ver tenido para no parar y hablarte –quizá el tenia razón, pero igual algo me sonaba extraño.
-Puede ser, pero eso no quita, el cuerpo que encontramos y las huellas por todo el bosque, ella hace días que es vampira. Me duele, estar defraudada de mi amiga. –mis lagrimas, brotaron de mis ojos y cayeron dentro del gran tazón que había puesto Cache en mis manos, lo aparte y me levante. Solo quería abrazarlo y aferrarme a el como hacia en mis días nublados, el era mi sol, mi luz interior. Me hundí en su pecho y llore por un largo momento, el me abrazaba y besaba cada parte de mi rostro, para que deje de llorar, me acariciaba e imploraba que pare de llorar.
Jake
Cada lágrima que derramaba, era una parte de mí que se iba con ella. Su infierno era el mío. Solo podía estar con ella, comprendía el sentimiento de angustia que la invadía. Zoe era su amiga, su hermana.
Me recosté junto a ella y abrace su frágil cuerpo , yo sabia que ella era fuerte y afrontaría que la vida seguía en pie para nosotros , que debíamos pensar en nuestro hijo que las cosas eran muy diferentes ahora. Yo velaba por dos personas, que a la vez eran una.
Sus brazos me apretaban y me socorrían en este mar de lagrimas, el era mi salvación.
-Deja ya de derramar lagrimas Amadahy, si ella Eligio esa vida. Debes dejarla ir.- esas palabras ya habían resonado en mi mente, miles de veces, mas en estas ultimas semanas
-Lo se, Jake… y creo que es eso lo que me atormenta, dejarla ir – cerré mis ojos, me pesaban dos toneladas cada uno, de tanto llorar, y el cansancio acumulados de mis días en vela aguardado a que ella salga de la casa
Aun era de madrugada, todavía se escuchaba el ruido del viento, danzar con las hojas de los árboles, los búhos hablaban con el viento. Me sumergí en el sueño aferrado al único amor de mi vida.
Cuatro días habían pasado ya desde la última vez que la habia visto, salir de la casa. Desperté con el sonido de su voz, llamándome. Era increíble como su vos me sonaba tan peculiar, cada vez que se hacia presente en mis sueños. Me senté en la cama fue en ese momento cuando mire mi panza y pude ver como habia crecido , quizá era por que mi cuerpo era muy flaco y en seguida brotaría mágicamente un nudito de mi, acaricie mi vientre , por el solo hecho de tener un contacto con el único ser inocente que yo albergaba. Jake roncaba como de costumbre aunque el lo negara, era ya su canción favorita. Todavía era temprano para que el se fuera a trabajar en el garaje yo debía hacer unas cosas antes de partir a cuidar Sophie la niña de los Break. Me dirigí a la cocina como todas las mañanas puse la cafetera en marcha y me senté a esperar que el café se hiciera serví dos tazas y fui a despertarle
-Jake, despierta que se te hará tarde para ir a trabajar- se dio vuelta y con la mejor cara de dormido me miro a los ojos
-Estaba soñando contigo – dijo mientras refregaba sus ojos
-uh que pesadilla – dije y eche a reír
-Jamás, es un placer soñar contigo – lo bese y acaricie su rostro – soñaba con nuestra vida juntos, nuestra hermosa hija
-Hija…. Ya le has puesto el sexo al individuo que llevo dentro… jajaja… todavía no sabemos que es-
-Que mas quisiera yo que fuera una niña igual a ti – dijo mientras acariciaba mi pasa y mi rostro. Era tan dulce con cada palabra que decía, me hacia perder la cabeza, con solo verle. Me beso con tanta ternura como si fuera su tesoro mas preciado , algo que debía proteger .Así me sentía cuando estaba con el
Tomamos las tazas de café y conversamos sobres las variantes que podrían a ver en nuestras vidas de ahora en mas , desde donde poner una cuna hasta el nombre que debíamos ponerle y como no podía hacerse esperar llego el tema boda y donde lo haríamos, mientras hablábamos yo había puesto la radio y estaba sonado un tema que me identificaba a la perfección con mi amor hacia el , la vos de Beyoncé y su tema “Smash into You” , asi me sentia con cada caricia suya , con cada mirada … podia deshacerme en él. La mañana volo, fuimos juntos hasta nuestros diferentes destinos, nos saludamos con un gran beso, luego baje del auto y entre a la casa de los Break, Sophie dormia todavía asi que me quede charlado un buen rato con su madre hasta que se despidio de mi.

Las cuatro horas habían pasado rapidísimo cuando mire el reloj, al ver entrar a Lucia entra a la habitación, mientras yo jugaba con Sophie. Me despedí de ellas y como era temprano decidí pasar a visitar a Jake por el garaje. Llegue y allí estaba con Seth y Embry discutiendo sobre como reparar algo de un automóvil que estaba aparcado en la entrada de la casa
-¿Como están muchachos?
- Bien, y tu Amadahy ¿como estas?- dijo Seth que pronto corrió a saludarme con un beso en la mejilla
-Ama por fin llegas a ver que opinas de esto.- como de costumbre Embry quería mi opinión en las discusiones de Jake y el...
-Embry, justo a mi me preguntas sabes que en esta no te puedo ayudar, los motores no son lo mío – dije mientras abrazaba a mi novio que se encontraba todo engrasado y sucio pero como no quererlo asi… era mi mecánico preferido.
-Ya basta… ustedes dos… tortolitos… me empalagan con tanta dulzura – dijo Leah que habia aparecido de la nada
-Hola amiga, ¿como estas? – dije mientras soltaba una carcajada por la cara de Seth al ver a su hermana, sabia que su paz habia terminado
-Bien, pero veo que tu estas mucho mejor… o me equivoco – Leah tenia algo de razón mal que me pese, estaba mejor de lo que pensaba
-Si, se podría decir que si… aunque todavía debo cerrar algunos temas y justamente estaba pensando en ti. –
- ¿En mi?- dijo sorprendida- que hice esta vez…
-Nada, no te persigas loba…. – dije mientras me echaba a reir de su cara
-En que andan ustedes dos –dijo Jake que se acercaba limpiando sus manos en un viejo trapo – Tú me pareces que llevas por mal camino a mi loba- dijo mientras me abrazaba por la espalda y besaba mi mejilla
-Eres tan molesto Jacob Black – dijo mi amiga que se disgustaba mucho con Jake cada vez que nos interrumpía.
-Basta ustedes dos, parecen unos niños. Hablamos cosas de chicas Jake – dije mientra me reía de la cara de Leah al hacerle burla a Jake
-Bueno las dejo que hablen tranquilas, seguro que hablan de mi y de lo lindo que soy ¿no es asi?- Jake se alejo mientras se reía a carcajadas de las palabras que decía Leah
-Si amor, siempre hablo de ti – dije mientras le echaba un beso en el aire. Leah me miro con cara de asco y hacia gestos muy chistosos.
-Bueno que quieres hablar, dime antes que el tonto de tu novio vuelva e interrumpa como hace de costumbre.
-Quiero que me ayudes con los preparativos de la boda- Leah esbozo una gran sonrisa seguido de un gran abrazo , que rara vez tenia conmigo , como ya habia dicho antes ella era muy rara a la hora de demostrar cariños
-Claro que si, te ayudare encantada…. Una preguntita quizá… Emily ¿sabe de esto?- ya me parecía algo extraño que no pregunte
-No, no sabe nada, y ella también ayudara, si ella quiere claro.- Tanto Emily como Leah eran mis amigas… había crecido con ellas, Leah era mayor que yo tenia la edad de mi hermana Namid al igual que Emily, pero siempre estábamos juntas. En ese momento empecé a recordar las cosas que habíamos pasado juntas, las tardes de charlas, las rondas de cafés, risas, llantos y como no recordar a Zoe en ese momento, ella habia sido gran parte de esas charlas. Deseaba que ella estuviera en el momento más importante de mi vida.
-Ama, baja ya de la nube, ¿en que piensas?- Leah me habia bajado de un ondazo
-En Zoe, por que mentirte, la extraño mucho… y toda esta situación se ah ido de las manos- las lagrimas no se derramaron pero sí mis ojos se llenaron de ellas.
-Es difícil, te entiendo… muchos años compartidos entre ustedes… pero que crees ¿no hay remedio? A la relación de amistad que tienen – eso era algo que debería ver... pero yo queria que ella este a mi lado. Quizá podríamos llegar a un acuerdo… mi cabeza daba miles de vueltas sobre aquella idea descabellada
-No creo que eso pueda llegar a darse, pero bueno las ilusiones no las pierdo nunca.
Ella no quiere a un licántropo como amiga, me ah tratado como una peste la ultima vez, yo quizá podría aceptar el echo que tome sangre… no se, debería ver como se presentan las cosa. – tanto, pensar en ella, me surgió la intriga de acudir a la casa de los Cullen.
- Leah , necesito que me acompañes a un lugar- ella me miro y vio en mis ojos la respuesta del lugar a donde quería ir
- Ni, lo pienses. El solo echo de pensar en esas sanguijuelas, me hierve la sangre.
- No te pido que vallas hasta la puerta de la casa, pero si que me acompañes auque sea hasta la ladera, por favor, por favor…. –dije y ponia cara de suplica
- Esta bien , iré como apoyo pero deja ya de poner esa cara de perro mojado- las dos nos echamos a reír
- Gracias, te debo…. Una , va creo que un para ya –
- Si , después me las voy a cobrar todas juntas
Salude a todos, principalmente a Jake que no paraba de mirarme mientras charlaba con Leah, trataba de descifrar cada uno de mis movimientos y miradas que mantenía con mi amiga.

-¿A donde vas? Ama- Jake me miro con esa cara seria que solía poner cuando algo le preocupaba, cruzo sus brazos y estaba dispuesto a escuchar
- ahórrame los comentarios, Jake… sabes a donde voy… me conoces demaciado bien – dije mientras me colgaba de sus brazos cruzados, parecía una niñita pidiendo permiso a su padre
-Basta, ya de ir detrás de esas sanguijuela. Amadahy, ella ya decidió, déjala ir – Jake estaba enojado y lo entendía, no quería verme llorar nuevamente, el sufría conmigo
-Lo se Jake , pero debo ir a hablar con ella , y saber que tiene que decir después de todo lo que hizo en estas ultimas semanas , creo que me debe una respuesta después de a ver sido su amiga por 10 años.
-No, quiero que vallas, tengo miedo que te ataque o algo mira si es inestable, nunca se sabe con que te puedes encontrar con esos parásitos. Perdona Ama, ella ya dejo de ser Zoe – en su rostro veía pena y enojo, el la quería a Zoe, y sabia que aunque me lo prohíba yo igual iba a verla.
-No voy sola iré con Leah, ella me cuidara la espalda- lo bese antes de que pueda decir algo mas, y me despedí, el me miro con cara de pocos amigos
Corrí, entre al bosque y deje mi apariencia de humana, la fase lobuna era lo mejor para correr y llegar rápido.
Leah me pisaba los talones, no me dejaba ni sol ni a sombra, observe desde la ladera, movimiento en la casa, parecía que recién llegaban de algún lado. Me dispuse a abandonar mi postura lobuna para ir a pedir explicaciones y escuche ruido entre lo arbustos, su aroma era inconfundible, Jake me habia seguido.
- No pienso dejarte sola, en esto… - y lameos mi trompa como si me diera el más perfecto de los besos.
-Ey, yo estoy acá eh – dijo Leah que se acerco a nosotros
-Calla loba tonta, debemos trabajar –dijo Jake.
-Vamos, ustedes no salgan de fase. Yo salgo y me aproximo a la puerta si hay peligro intervienen – dije. Jake se reía por las órdenes que habia dado
-A la orden. Capitán – dijo Leah
Corrí por el bosque hasta que llegue a la casa de los Cullen, me deshice de mi forma lobuna, y me aproxime lo más que pude. En la puerta de la casa estaba Alice con Jasper entrando ellos habían quedado últimos, los demás ya estaban en el interior de la casa. Cuando de golpe escuche el llanto de un bebe, me quede paralizada frente a un árbol que me protegía de ser vista, Jake y Leah estaban a mi lado y yo estaba dura, inmovilizada por aquel sonido. Jake toco con su trompa mi pierna para que avance, pero el estupor de ver a Zoe caminar por la casa llevando en los brazos un bebe, me habían dejado descolocada.

2 comentarios:

paula lopez dijo...

eeeeeeeehhhhhhhhhhhhh...
vamos ama llegaste ya hasta la casa de los cullen no me imagino que te vas a hechar para atras y no iras a hablar con zoe no..??
no te paralces amiga seguro que ella te explicara como son las cosas y podra volver todo a la normalidad (?) como antes y ella estara en tu boda y el nacimiento de nuestro pequeño jakecito jajajaja...

me encanto el capitulooo...me gusta mas del lado de ama...jaja porque es lobaaa...y ami me fascinan los lobos :P jajaja :O :O

besosssssssss..!!!

adriana dijo...

Hay Dios hasta cocina mi amor! que hombre tan divino tan sencillo tan tierno tan encantador! que emocion se m ahce mariposas al imaginar lo que sientio ma al ver a zoe con el bebe!

cuando nazca el bebe de AmA!!!!!!!!!!! hay Jacob te amo cada vez mas lo capturas Natalia de la manera mas hermosa me fascino el capitulo divino!

Adri

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...