Pages

5/4/10

Relato 1 : Amistad ... Amadahy y Zoe



Prefacio


Igual que una mariposa al desplegar sus bellas alas después de la transición del cambio: así se alteró mi vida, dejando atrás lo que solía ser, para empezar una nueva.
Algo diferente se avecinaba y estaba dispuesta a afrontar esta nueva realidad, este aluvión de luz tras esa inmensa oscuridad. Otros cambios se gestan imperceptiblemente de un modo silencioso: lo que no estaba, está; y lo viejo se destruía.
Mi vida comienza hoy… que el destino hable por si solo.

Inesperadas vacaciones

Todo parecía estar calmo salvo por los últimos meses cuando mi vida se transformó dando un giro de 180 grados.
Mi familia se estaba desintegrando, mi madre y mi padre que llevaban veintitrés años de casados se estaban divorciando. Me tomaron a mí como su trofeo en esta pelea. El tema era con quien me debería quedar o con quien debería vivir de ahora en más. Si me daban a elegir me huiría a cualquier lugar, lejos de ellos, lejos de las peleas y de los insultos, sola con mi música y mis cosas, donde nadie más pudiera lastimarme.
Claro estaba que mis hermanas no se involucraban demasiado, cada una de ellas en sus mundos, las mellizas con sus novios y mi hermana mayor con su carrera universitaria. La única que estaba siempre a lo último era yo por ser la menor de las cuatro. Con diecisiete años de edad debía crecer al menos cinco años de golpe para no caer en la angustia de vivir con una familia disfuncional.
Al llegar el verano las cosas seguían iguales. No había decisión alguna de donde iría a vivir, ni con quien. En ese momento, a mi madre Lian se le ocurrió que sería buena idea que visite a su hermana menor que vivía en Forks, lugar donde yo solía ir de vacaciones todos los años en compañía de mi familia, este año las cosas habían cambiado bastante ya que iría sola a distraerme. Genial.
Antes de partir empaque toda mi ropa, la usual para el verano y luego de tener mi maleta preparada no dude en llamar a Amadahy mi amiga que vivía allí, quería contarle que mis vacaciones se habían adelantado y que en horas estaría por sus pagos.
Bien, ella es mi mejor amiga, estamos en contacto siempre ya sea por mail o por chat, no pasaba más de una semanas sin saber algo una de la otra.
Vive en la Push, un área no incorporada ubicada en el condado de Clallam, Estado estadounidense de Washington. Posee hermosas playas donde vive la comunidad Quileute, tribu a la cual pertenece Amadahy. Las transparentes aguas son ideales tanto para bucear y surfear como para hacer fogatas con amigos. Fue así como la conocí ese verano recorriendo la playa, estaba junto a ellos, sentada en la arena alrededor de una enorme fogata con el fuego reflejado sobre su piel trigueña, su cabello negro y sus ojos verdes que resaltaban dándole un brillo diferente a su bello rostro, cuando lo primero que me regaló fue su gran sonrisa ese atardecer.
Desde ese momento supe que seriamos amigas. Cada año que paso las vacaciones allí estamos juntas, es bueno saber que al menos cuento con ella para no estar sola.
Sonó el teléfono varias veces, hasta que me atendió su madre, lamentablemente ella no se encontraba, se había ido a casa de Emily una de sus amigas en la comunidad. Deje el recado su madre. Ella apuntó que cerca de la tarde me encontraría en Forks. Ahora solo me restaba esperar poder verla. Ya solo quedaban horas para estar en absoluta tranquilidad, sabía que este viaje me vendría muy bien para pensar sobre que haría con respecto a la separación de mi padres. Tomé mis cosas, me despedí por última vez de mi habitación y baje rápido ya que mi mamá me aguardaba en el auto. Subí en su interior me encontré con la sorpresa de que mi hermana mayor Mariana nos acompañaría hasta la terminal del Bus.
Cuando llegamos tome el micro y una vez sentada en la parte de arriba ellas saludaban y hacían señas para que llame al llegar.
Cuando arrancó me dispuse a escuchar música con mi móvil, con los auriculares puesto empezó a sonar mi banda favorita One Republic, los había cargado para que mi viaje no sea tan aburrido después de todo tenía cuatro horas por delante viajando.
Al llegar mire el reloj y eran las diecisiete. Al bajar noté un trasto viejo estacionado junto a el se encontraba mi tío Tom aguardando mi llegada, subí a su viejo auto que me llevaría a su casa donde se encontraban mi tía Jesse y mi prima Charity, única hija, de mi edad pero muy presumida. No tenia mucha relación con ella ya que las últimas veces que había estado en su casa ella estaba con su nuevo novio muy ocupada para hablarme, por eso siempre estaba en la Push con Amadahy y sus amigos.
Al llegar en la puerta estaba Jesse, esperándome con los brazos abiertos dispuestos a abrazarme, era tan afectuosa que me recordaba mucho a mama.
-Hola Zoe, ¿Cómo fue tu viaje? –preguntó ella.
-Bien, un poco largo pero igual me las supe arreglar para que no se me hiciera tan aburrido.
-Debes estar cansada, entra que te preparare algo para que comas y me cuentas como esta la loca de Lian. -Hizo un paso al costado y me dejó entrar a su hermosa casa, recordaba siempre el aroma de su hogar, es increíble como cada lugar tiene su aroma y como la mente toma esos fragmentos y los guardas en la memoria. -Cuéntame como están marchando las cosas -dijo ella mientras se sentaba en la cocina dispuesta a oírme.
- Si tía, pero antes ¿puedo llamar a casa para avisar que llegué? -dije mientras dejaba caer la maleta que me pesaba demasiado.
-Si, habla tranquila, Luego pásame a tu madre así la saludo.
Llame a casa, para ver que estuviera todo tranquilo y avisar que había llegado bien.
Me atendió Ana, una de las mellizas, con ella me llevaba de maravillas, hable rápido y le exigí que mi madre se ponga al tubo, hablamos un rato le conté del viaje, de el recibimiento por parte de mi tía y le dije que ella quería hablarle. Jesse me había preparado ya dos emparedados así que mientras ellas reían por medio del teléfono yo me dispuse a comer y beber el jugo de naranja que estaba en la mesa. A veces me sorprendía como ella recordaba como me gustaba mi emparedado sin corteza y con poca mayonesa. En cuanto le doy el primer bocado entró mi prima a saludar, eso sí, no esperaba un saludo demasiado efusivo, pero bueno. Abrió su boca para decirme que ya tenía el cuarto armado y que por la noche había una fiesta que realizaba el colegio donde ella asistía, y estaba más que invitada a acompañarla. Al principio pensé en negarme, pero tomando en cuenta que estaría allí tres meses era mejor aceptar la invitación, después de todo parecía querer establecer algún acercamiento, quizás el que nunca habíamos tenido. Era una buena oportunidad para conocerla un poco más y tal vez quien dice, terminaríamos siendo amigas.
Acepté y de inmediato llame a Amadahy para saber si estaba en casa y preguntarle si iría a la fiesta del colegio, ya que asistían al mismo, pero eso sí, no se juntaba con los amigos snob de mi prima.
Marqué su número, sonó un par de veces hasta que atendió, su voz era inconfundible.
-Hola Amadahy
-¡Oh! Zoe, ya llegaste, ¿Cómo estás? – contesto a mi sorpresa
-Si, llegue hace unos minutos. Estoy Bien y ¿Tú?
-Bien, aquí estoy recién acabo de llegar, pero cuéntame… cuando nos vemos.
- Charity me acaba de informar de una fiesta. -Oí como del otro lado se escuchaban risas. -¿Con quien estas? –pregunté.
-Pues estoy con mi hermana que ha venido de visita y los muchachos que nunca me dejan en paz, tú sabes como son. -Sus amigos tenían una fuerte relación con ella.
-Ay no veo la hora de poder abrazarte, amiga. Hace un año que no te veo y debes de estar cambiada. -Si bien nos manteníamos en contacto por correos electrónicos o por cartas como en las viejas épocas, no había nada mas lindo que estrechar un abrazo de alguien que uno quería tanto. -Pero dime ¿iras a la fiesta? Se que no son de tu agrado pero…
-Si me imaginaba que llamabas por eso, yo justamente me estoy arreglando para ir, espero verte ahí – eso me llenaba de emoción saber que vería a mi mejor amiga, por lo menos no estaría sola soportando a mi prima y las suyas. –Si Ama nos vemos allí,
- Si, voy con los chicos de la Push, por fin conocerás al resto de mis nuevos amigos, y Paul no ha parado de preguntar por ti desde que supo acerca de tu llegada, lo has dejado atrapado. -Me reí junto a ella.
Paul era uno de los amigos del novio de Amadahy, un chico muy bien parecido y agradable con quien había compartido un par de charlas el verano pasado, cuando pase mis últimas vacaciones en familia. Quien diría que serian las ultimas, pero no era momento de lamentarme a penas había llegado, ya habría tiempo, aunque me daba cuenta que quizá este nuevo cambio vendría muy bien en mi vieja vida.
-Ok. Ama entonces nos vemos al rato, muero por verte y que nos pongamos al día, tengo mucho que contarte y espero que tu también.
-Si amiga, han pasado muchas cosas este último tiempo, no veo la hora de verte.
-Adiós – me despedí de Amadahy, ya habíamos acordado encontrarnos y charlar
Me disponía a bañarme y alistarme para la noche , en ese momento entra mi prima para darme las indicaciones de lo que debía ponerme para la ocasión, claro estaba que no teníamos el mismo estilo, yo acostumbrada a mis viejos jeans, nada extravagante; ella quería tacos , faldas extremadamente cortas, mucho maquillaje y cero inteligencia para hablar, así era ella.
Terminé usando un jeans, zapatos y una remera que me obligo a poner de su pertenencia. Su filosofía sobre la moda, era muy diferente a la mía, para ella la combinación de colores y marcas era esencial en un closet, para mí era ropa cómoda y calzado por eso ella decía que estaba pasada de moda y a la vez lo que usaba era anticuado.
En los años que tenía jamás me había puesto a pensar en la moda y las vanidades que requerían, pero bueno, accedí al cambio de look, no pretendía empezar mal la noche.
Minutos después del tire y afloje entre nosotras, sobre que usar y que no, salimos para que mi tío nos lleve al baile. Tan presumida podía resultar ser ella que le pidió que la deje en la esquina para que nadie la viera bajar del viejo y maltrecho auto que éste manejaba. Él sin duda la complació, no quería molestar a su princesa, así la llamaba a la muy engreída.
Llegamos, en la puerta había muchísima gente, más de la que imaginaba. Pronto Charity desapareció, cuando me di cuenta estaba junto al resto de sus amigas, parecían sacadas todas del mismo molde.
Fue la primera vez en mi vida que me sentí ajena a todos y a todo. Me había dejado sola como si nunca hubiera estado allí. Era más que claro que seguía siendo la misma persona de siempre, que esta fiesta no iba a significar un acercamiento entre ambas.
Miraba el suelo, en busca de algo que me hiciera pensar por que demonios estaba en ese lugar, encontrar algo que me diera ganas de seguir ahí y no salir corriendo, cuando de golpe aparecieron los chicos Quileute y mi única amiga: Amadahy.
Paúl no se dio tiempo a saludar que enseguida se tiro sobre mi con un gran abrazo, era increíblemente fuerte. Había cambiado mucho de cómo lo recordaba, estaba más grande y fornido. El saludo duró bastante, tanto que Ama tubo que gritarle para que me soltara y que se ubicara en el espacio Tierra. Enseguida me soltó como si fuera que había escuchado la orden de un general, al ver este gesto no dude en écheme a reír junto a ella. Nuestras risas se fundieron en una sola, como el abrazo que no dejamos esperar.
Su relación con Jacob Black no había sido sólo ocasional y de verano, ya hacia rato que estaban juntos, y fue el momento indicado para conocerlo un poco más ya que se encontraba junto a ella. Un muchacho muy bien parecido, moreno de gran porte, bastante grandote para mi gusto. Aun no lo conocía demasiado, solo habíamos charlado alguna que otra vez cuando él atendía el teléfono en casa de Amadahy.
Así que fue un momento de presentación, en ocasiones pasadas nos habíamos cruzado en la playa cuando ella y yo hacíamos el recorrido por ahí. Ellos se miraban y supe que en había mucho mas que una simple mirada, era algo diferente; Jacob, enseguida me cayó muy bien, era divertido tal como me contaba Amadahy en un sin fin de cartas que nos escribíamos, se notaba que se amaban, se podía oler en el aire, no hacia falta demostraciones en publico. Sus ojos, al unirse, despedían chispas.
Era inevitable, había pasado casi un año desde la última vez que nos habíamos visto. Teníamos mucho de qué hablar, ella me contaba de los amigos nuevos que se habían sumado a su grupo y yo de la separación inevitable de mis padres, las dos charlamos hasta que entramos al recinto.
En el interior la fiesta era muy colorida, muchas flores, muchas cosas para beber, mucha música. Realmente me gustaba el espectáculo que se estaba dando allí.
La primera en recibirme fue una chica que no paraba de hablar, se presento y me dijo una cosa muy rara.
-Hola, te estaba esperado, ¡Cómo te has tardado! sé que eres la prima de Charity. Mi nombre es Alice, Alice Cullen - enseguida me sonó muy raro, aunque después de todo el pueblo era pequeño y como dicen… pueblo chico infierno grande. Aquí los chismes corrían a la velocidad de la luz.
-Hola, encantada en conocerte Alice, gracias por la afectuosa recepción -me dio un trago y me invito a que la acompañe para presentarme al resto de los chicos, en el camino me contó que ella había organizado la fiesta.
Comenzamos a caminar y empecé a sentir una presencia, alguien allí no paraba de mirarme fijamente.
Sentía una mirada clavada a fuego en mi nuca. Observé a mí alrededor y no veía nada ni nadie que lo estuviese haciendo de esa manera casi obsesiva. Liberé mi mente y dejé de lado esa sensación, no le di más importancia.
Por un momento creí que era cosa mía, que estaba fantaseando más de lo debido, quizá la ropa de Charity había captado la visión de mas de uno. Pero como ya sabia que no era una modelo me tranquilicé, enseguida pasaría. Caminamos, me presento a mucha gente que casi no recordaba sus nombres. Alice parecía ser muy popular aun mas que Charity, eso me sorprendió, creía que mi prima era la más conocida en su escuela, bueno eso al menos eso decía ella.
Atravesamos todo el salón hasta llegar a una mesa donde todos allí eran perfectos, hermosos, parecían hechos con un molde. Me sorprendió lo blancos y pálidos que eran, de seguro odiaban el sol. En ese sentido nos parecíamos en mucho.
Alice no dudo en presentarme uno por uno. El primero fue Emmett, así se presentó ante mi como su hermano. A su lado se sentaba Rosalie la segunda hermana de esta, su rostro perfecto y su cabello rubio hacían sentir a cualquiera como sapo de otro poso.
Pero la seriedad y dolorosa mirada de Jasper fue lo que me causo impresión, este también era hermano de los anteriores.
Parecían una familia muy unida, eso pude notar al instante. Ellos eran extrañamente perfectos.
Alice se acerco a mi, susurro que aun le faltaba presentarme a alguien mas, al parecer parecía demasiado interesada en que conociera a toda su familia. Quizá me vio desprovista de amistades.
-Zoe. -Dijo. -Todavía me falta presentarte a Edward, mi hermano preferido. Seguro le caerás muy bien –dijo ella.
-OK, Alice, me has presentado a tanta gente que estoy mareada, y he dejado atrás a mis amigos, con los que llegué.
-¿Con quién estabas?
-Amadahy, mi amiga.
Ella me interrumpe:
–Sí, Amadahy Aki, si la conozco esta de novia con Jacob Black – y de repente escuché un ruido, como si fuera un rugido de furia, mire a mí alrededor pero no vi nada, me estaré volviendo loca, pensé. Primero la mirada, luego el sonido -ohhh dios mío me estoy volviendo loca -calma Zoe dije a mi misma
-Si, es ella, es mi mejor amiga, nos conocemos desde muy chicas –sigo hablando pero la mirada que antes sentía, se hizo cada vez mas intensa, y no entendía de donde venia, hasta que
–Ey chicos, me dejaron atrás – era él… él me miraba, en cuanto lo vi supe que así fue aunque todavía no entendía por qué.
-Perdona Edward –dijo Emmett
-Es que sabes como es Alice, no podía parar de saltar del entusiasmo por la fiesta, estaba tan inquieta – Jasper abrió la boca, después de todo parecía que hablaba.
-Ed, antes que nada, me gustaría presentarte a…. –se hizo un silencio y para mi sorpresa Edward dijo –Zoe – como si supiera mi nombre, ya me estaba preocupando ¿cómo podía saber de mi si apenas hacia unas horas que había llegado? – ¿nos conocemos? –pregunté. Debo reconocer que un poco agria de mi parte, es que me superaba el hecho de que todos sepan quien era ¿dónde quedaba la sorpresa de conocer gente nueva?
-No, pero espero que en un futuro si, aunque pensándolo bien siendo prima de Charity espero que no seas tan presumida como ella, en cierto modo se torna muy insoportable a veces – no hubo modo, ya me había caído pesado, aunque en el fondo cada vez que lo miraba a los ojos, su mirada producía en mí algo que jamás me había pasado.
-Zoe, ¿Dónde estabas? , te estuve buscando – a mi sorpresa mi prima estaba allí parecía como si la hubieran invocado –Oh veo que has conocido a la familia Cullen, y a Edward. Hola Ed.…. – vi un brillo en la mirada de mi prima, por poco desnudaba con la mirada al muchacho pálido que estaba ante mis ojos
-Hola, Charity -dije… pero ella no me aprestaba atención, estaba prendada de él como hipnotizada -
-Charity, ¿Cómo estás? Te gusta la fiesta. Creo que esta todo en orden ¿no es así?, me a llevado tiempo pero creo que es un éxito – Alice intentaba cortar el hipnotismo de mi prima, que hasta me resultaba incomodo.
-Sí, Sí… no lo dudes Alice -dijo embobada
-Zoe, ¿Estás sola? -Abrió la boca, su aliento me hipnotizo, ahora entendía a mi prima, había algo que lo hacía irresistible
-Si… mm digo no, estoy con unos amigos, que a estas alturas, me deben estar buscando porque desaparecí –termino de decir esto último y por atrás escucho
-Zoe, Zoe, ¿Dónde estabas? Llevo horas buscándote – era Amadahy, en cuanto la vi le dije
–He estado aquí siempre, lo que pasa es que Alice me estaba presentando a todos – en cuanto dije Alice, mi amiga miró a su alrededor echando un pequeño paneo para ver con quien estaba. Surgió algo, extraño mi amiga había cambiado su expresión, ya no era ella, algo andaba mal, se había creado un ambiente muy extraño, creo que la única que no notaba esto era mi prima que seguía mirando a Edward.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy tu fan nuermo 1 y lo sabes!!!
amo tus relatos y este es mi favorito!!!

no veo la hora de saber mas sobre esta historia!!

besotes amii tkm!!!

Anónimo dijo...

esta genial no veo la hora de ver que paza!!!adriana.

Anónimo dijo...

EXCELENT!!!

Anónimo dijo...

Blogger Quileutes Hots dijo...

Buenisiima la novee enseiro me encantoo , sigan asiiii!1
espero el proximo capitulo!
un besito
soyy Lulaax :)



corregidoo el error!!!

gaby dijo...

SIPER SOY TU FAN Y ESO QUE APENAS EMPESE A LEER LA HISTORIA

Anónimo dijo...

Esta genial!!!
me encanto!!!
y ahora estoy atrapada en la historia!!!
no puedo dejar de leer!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...